Ultimas Noticias

CARRUSEL: Le tupen… pero “Chayito” seguirá hundiendo a Navojoa

“Chayito” Quintero: en medio del caos, va por más deuda
“Chayito” Quintero: en medio del caos, va por más deuda

Le tupen… pero “Chayito”
seguirá hundiendo a Navojoa
Si al hoy ex Director de Servicios Públicos, Próspero Valenzuela Muñer, le hubieran pedido que dibujara de un plumazo al gobierno que hoy padece Navojoa, no lo habría hecho con tal maestría y precisión: un gobierno ciego y sordo a las necesidades y los reclamos ciudadanos, que ya comienzan a canalizarse en pronunciamientos de diversos sectores entre los cuales ya hay voces pidiendo incluso la destitución de la alcaldesa.
Nada menos este viernes, una treintena de organizaciones se sumaron al llamado de atención que está generando tal desorden…pero por la tarde y apalancada en el mayoriteo en Cabildo, la alcaldesa le pintó otra raya al tigre sacando la autorización para endeudar aún más al municipio mediante un préstamo de 26 millones de pesos, ¡como si llevara por aval la prístina garantía de un manejo transparente y honrado de los recursos!
En cuanto a los señalamientos de ceguera y sordera, no podemos decir que éste gobierno sea mudo, toda vez que la única capacidad exhibida hasta ahora por “Chayito” Quintero es su maestría para la perorata demagógica y exculpatoria, donde todos son chivos expiatorios, menos ella, del desorden en una administración a la cual no se le ven pies ni cabeza.
La declaración con la cual selló Valenzuela Muñer su salida del ayuntamiento no admite interpretaciones, por la contundencia de quien vivió desde adentro el desorden imperante.
Próspero Valenzuela Muñer: puso el dedo en la llaga

“No entré a este ayuntamiento a mentir, a robar ni traicionar; vine  a trabajar y jamás estaré de acuerdo cómo se está dirigiéndolo, con un gobierno que no escucha, no quiere enterarse de lo que hay allá afuera; en lo personal contradice mis convicciones”.
Lapidario, lamenta que en estos tres meses al frente de una dependencia clave para todo ayuntamiento, nunca recibió el apoyo necesario ni los instrumentos más elementales para salir adelante.
“Ni una pinza, ni un desarmador pudimos comprar, y que no se diga que por falta de recursos, porque a diario cae dinero en tesorería, aunque sea poquito; los servicios púbicos son lo primordial para una ciudad”, dice el hombre al que la maestra asignó un área vital, para luego dejarlo a la buena de Dios – hasta de las zancadillas internas como también denunció- y ahora sí púbicamente convencido de que “no hay dirección y se dista mucho de practicar lo que se pregona”.
El remache debió pegar fuerte en el propio equipo de la maestra, porque Valenzuela Muñer dice que si bien hay funcionarios empeñados en cumplir responsablemente, no lo harán “si usted como Presidenta no les quita el peso de sus imposiciones y cree que todo lo sabe y es única”.
A querer y no, los juicios del funcionario saliente son para Morena, porque las fallas evidenciadas por él dan al traste con los postulados del movimiento que llevó al poder a la maestra, sólo para que en mala hora se indigestara con él.
Seguramente y fiel a su estilo, “Chayito” Quintero no sólo minimizará la renuncia, sino que la atribuirá a algún complot orquestado en su contra por sus enemigos políticos, pero el boquete nadie se lo quitará, como tampoco se puede frenar ya la percepción ciudadana de que este gobierno va que vuela al despeñadero (para usar una etiqueta de López Obrador).
Pero si seguramente Próspero Valenzuela Muñer se va decepcionado y apenado de una administración que generó tantas expectativas y enseñó el cobre en apenas tres meses, no puede decirse menos del dirigente municipal de Morena, Miguel Lagarda Flores, al conocer su renuncia y sus motivos:
“Qué puedo decir, es sin duda una prueba de que esto se ha empezado a desbaratar, a desmoronarse”.
Y si es penoso para ellos que de una u otra manera son actores de lo que está pasando, ¿qué decir de los navojoenses, que sin deberla ni temerla terminarán pagando el pato en medio de tal desgarriate, sólo por otorgar su voto de buena fe?
Qué feo caso…
Otro levantón de faldillas
La salida de Próspero Valenzuela prácticamente coincidió con el enésimo levantón de faldillas para esta administración que tanto se ha quejado de la ruina, al publicarse que funcionarios del círculo más allegado a la alcaldesa entraron pegándole zarpazo de tigre a la nómina, como para pitorrearse del presidente López Obrador, empecinado en bajar los sueldos de la alta burocracia.
Se supo así que tanto el Secretario del Ayuntamiento, Jesús Guadalupe Morales, como el Tesorero Jesús Antonio Covarrubias, tuvieron un 40.4 por ciento de aumento salarial; el Contralor Rafael García y el Director de Ingresos Julio César García Cayetano recibieron 38.5 por ciento y el Director de Recursos Humanos Abdiel Ulises Apodaca Borbón, se echó a la bolsa un “modesto” incremento salarial del 25.9 por ciento.
Jesús Antonio Covarrubias: con la cuchara grande

López Obrador podrá decir misa con su “austeridad republicana”. Esta es tierra de oportunidades y hay que manotear, qué caray.
¿Cómo esperaba Próspero Valenzuela que le dieran para comprar unas mugres pinzas, cuando a los dueños del ayuntamiento  apenas les alcanza para retacarse las bolsas?
Iluso.
Suenan tambores…
Decíamos líneas arriba que este viernes, una treintena de organizaciones empresariales y civiles decidieron salir al convulsionado escenario para fijar posturas, entre las cuales alguien llegó a plante como necesaria ante tanto desorden la salida de “Chayito” Quintero de la alcaldía.
Esa voz surgió de Gustavo Acosta Gaxiola, del Congreso Nacional Ciudadano, y rebotó entre una nutrida asistencia que incluyó a los regidores miembros de la Comisión de Hacienda del Cabildo, del representante de la diputada federal Hildeliza González, el licenciado Othón Robles, y de la diputada local por el XIX Distrito, Griselda Soto Almada.
(Vaya: tan nutrida y variopinta fue la asistencia, que ahí se contó también al director de la fantasmagórica Oficina de Convenciones, Martín Soria Rivera, antes quemador oficial de incienso de la alcaldesa).
Obviamente, la asistencia de la legisladora Morenista Griselda Soto abrió expectativas de que el reclamo por destituir a la alcaldesa tomaría vuelo…esperanza que se desinfló en cuanto empezó a defender a “Chayito” y luego se fue definitivamente al caño, al saberse que la dama tiene a dos hijos trabajando en el ayuntamiento, uno en Servicios Públicos y otro en el Rastro, y uno de ellos aspira ni más ni menos que a convertirse en ¡Tesorero!
¡Qué bonita familia!
De todas maneras, la reunión sirvió para que los empresarios del CESNAV recitaran una sarta de buenas intenciones para que la maestra las ponga en práctica, como si eso no fuera el mismo objetivo de todo buen gobierno que se precie de serlo: piden un plan de austeridad, optimizar el uso de recursos, mejorar los servicios públicos y un presupuesto de egresos “equilibrado, justo y responsable”.
Nada nuevo bajo el sol, pues, salvo su aparición en escena, preocupados por la pelotera desatada, pero a decir verdad a los señores empresarios les salió adelante el CONACI presentando ante la Fiscalía Anticorrupción denuncia penal por el caso de los vales de gasolina clonados.
La denuncia va dirigida contra quienes resulten responsables por los delitos de falsificación de sellos, documentos relativos al crédito, falsificación de documentos e incumplimiento de un deber legal.
Otra raya al tigre…
Pero como la cabra siempre tira al monte, apenas horas después de que le sonaran tambores de advertencia por aquí y por allá, la alcaldesa se salió con la suya de endeudar más al ayuntamiento, y sumando al mayoriteo a regidores del Panal, Movimiento Ciudadano y al étnico, sacó la aprobación para ir por un crédito de 26 millones de pesos.
De ellos, 20 millones van para el ayuntamiento - para que no se preocupen los funcionarios que recibieron aumento de sueldo- y 6 millones para Oomapas.
A “Chayito” Quintero le falta todavía el filtro del Congreso del Estado, pero sus más allegados pregonan que tiene rato endulzándole el oído a la diputada del Movimiento Ciudadano, María Dolores del Río, para que le ayude a “palomearlo” a cambio de corresponderle con generosos apoyo$$$ para su partido en la región.
Así las cosas, estimado lector, por estas tierras donde a la “austeridad republicana” de López Obrador se la pasan por el arco del triunfo.

No hay comentarios.