Ultimas Noticias

CARRUSEL: En la cacareada unidad del PRI: encontronazos y descontones

Ricardo y Eduardo Bours: bajo los reflectores
En la cacareada unidad del PRI:
encontronazos y descontones
Cualquier lego en la grilla pensaría que fue coincidencia, de no ser porque en política las coincidencias no existen: el ex gobernador Eduardo Bours Castelo y su hermano Ricardo, adelantado aspirante a la Gubernatura el 2021, salieron casi de la mano al escenario y obviamente, acapararon reflectores y levantaron polvo, con descontones y desconocidas incluidos.
El ex se apersonó ante periodistas de la llamada Mesa Cancún, que lo sometieron a fuego graneado sobre los más diversos temas, pero centrándonos en las aspiraciones de su hermano, me quedaría con dos de sus coincidencias.
La primera es que Ricardo no llegará a la candidatura por el PRI y la segunda es que Ernesto de Lucas no garantiza piso parejo, aunque diplomáticamente ambos le corren la cortesía de considerarlo apto para el cargo.
Para ellos, “El Pato” trae el fierro no sólo de la Gobernadora sino de Manlio Fabio Beltrones, y con eso basta para que apeste a azufre.
Para quienes consideraron la llegada del “Pato” al PRI como una jugada de altos vuelos porque supuestamente los dos enconados bandos lo veían igual de bien, al estilo de Manlio – reconocido por sus mensajes crípticos-, el ex no se quedó atrás al clarificar para dónde vuela ahora el palmípedo:
“Sí empezó conmigo, pero si a los animales herrados se los roban, pues mucho más las personas son dueñas de sus propios actos. El Pato es una persona mayor y toma sus propias decisiones”.
¿Así o más clarito? A despecho de la cacareada unidad partidista, parece que el encontronazo y el descontón ganan terreno rumbo al 2021, porque como tampoco está manco, el propio De Lucas se aventó una por el estilo cuando advirtió a quienes como Ricardo Bours amenazan con agarrar por la libre: “En el PRI nadie está a huevo”.
 ¡Tómala!
Con esos truenos, no por nada Eduardo Bours externa su certeza de que a su hermano simplemente “no lo dejarán llegar” porque no encaja en los intereses de quienes mandan hoy en el tricolor, y Ricardo está tan consciente de eso que desde un principio advirtió que está puesto para buscarla por la vía independiente.
Con los pies en la tierra y la experiencia de haber forjado en su tiempo un PRI paralelo al nacional, el ex gobernador advierte también que “un candidato sin el partido no gana; con solamente el partido, pierde”, y reflexiona sobre lo empinado de la cuesta por donde pretende ascender Ricardo si se va por la libre.
“Si en un municipio fue complicado, a nivel estatal será complicadérrimo y se tendría que empezar a construir desde ya. No sé cómo piensa resolver lo de una candidatura independiente a la gubernatura mi hermano Ricardo, no he platicado aún con él sobre ese tema”.
Sin embargo, esa complicación parece haber sido bien platicada y analizada, porque no acababa de comentarla Eduardo cuando trascendió que su carnal se reunió este miércoles con panistas de la vieja guardia, de los que seguramente tiraron o están por tirar el arpa en el esqueleto de lo que fue su partido, encabezados por los ex diputados Francisco García Gámez y Angélica Payán.
Téngalo usted por seguro que no se reunieron para hablar del gélido clima, y aunque según narró el columnista-cronista Arturo Soto Munguía, Ricardo Bours no soltó mucha prenda, sí habló de “buena cosecha”.
Cuestionado sobre si anda formando alianzas porque ya no se ve en el PRI, su respuesta no pudo ser más claridosa:
“¡Estás en  lo correcto! El PRI no tiene rumbo, ni ganas de agarrarlo”.
¿Y el Borrego Gándara? Pues ahí sentadito, esperando que la fruta madura le caiga en la cabeza. No es hombre de estridencias y será difícil que lo suban al ring, igual de difícil que verlo convertido en “más revolucionario que institucional” como dijo “El Pato”.
Si se sienta a esperar que se le cumpla el mantra del Peje, de que la tercera es la vencida, o a que los sonorenses  en masa vayan a sacarlo en peso de sus oficinas para ungirlo como el elegido, ahí lo van a hallar.
Con tanto cuaco que saltará a la pista, corre el riesgo de quedarse en el arrancadero, envuelto en el polvaredón que viene.
(En cuanto a la reaparición del ex gobernador Eduardo Bours, al que de repente le tupieron por todos lados –incluso con periodicazos nacionales-, no es de extrañar que devuelva golpe por golpe, como buen fajador que es. Si saben cómo se pone, ¿para qué lo invitan?, diría el vago).
Jalen sillas señores, jalen sillas porque esto apenas comienza…

No hay comentarios.