Admisión Unison 2019

Ultimas Noticias

CARRUSEL: Claudia, el guante blanco y y las corrientadas políticas

Claudia Pavlovich y “El Chavalo” Díaz: agua para comunidades


Claudia, el guante blanco y
y las corrientadas políticas
De orejas y rabo resultó para los huatabampenses la gira de trabajo que realizó este lunes la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, porque abarcó dos rubros que por acá resultan de extrema necesidad, como el abasto de agua potable y el mejoramiento de la red carretera regional.
La mandataria y el alcalde Ramón Díaz Nieblas inauguraron en la comunidad de Luis Echeverría el reservorio de agua que mediante una inversión de 17 millones de pesos y una capacidad de dos millones de litros vendrá a suministrar el vital líquido a más de 10 mil familias de 15 comunidades.
La obra, largamente anhelada, bien puede ser tomada como ejemplo de coordinación institucional sobre cualquier interés de siglas partidistas, porque debe reconocerse que desde sus tiempos de diputado por el PAN, “El Chavalo” Díaz picó piedra ante la Gobernadora presentándole el proyecto y ella metió el hombro sin restricciones.
Como nobleza obliga, Díaz Nieblas reconoció abiertamente que “La inversión del Gobierno del Estado no ha aflojado, en Huatabampo ha sido histórica; por ello se está muy agradecido”, en una breve pero contundente demostración de madurez y respeto institucional, fuera de aspavientos o abucheos que a nada conducen, como no sea a la descalificación y a manipulaciones políticas fuera de tiempo.
Quizá los beneficiarios no sepan mucho de entretelones en la “grilla” barata, amable lector, pero sí del seguro agradecimiento tanto hacia la Gobernadora como para el alcalde de Huatabampo, pues por fin terminarán sus penurias en un servicio tan indispensable como el del agua.
Claudia Pavlovich recordó que una vez presentado el proyecto de Díaz Nieblas “Nos dimos a la tarea de tocar puertas y conseguir los recursos económicos necesarios para esta obra, ya que el agua es lo primordial, quedando demostrado con esto que cuando trabajamos unidos y por el bien de los sonorenses, a todos los va bien”.
Como parte de la misma gira, Pavlovich Arellano inauguró también el tramo carretero Huatabampo-Etchoropo y el circuito en la comunidad del Júpare, donde se invirtieron casi 32 millones de pesos
Díaz Nieblas reconoció que con estas obras quedan concluidos los principales tramos carreteros en el municipio: la entrada norte, la carretera a la Jaula, al Tabare, Pozo Dulce, al Etchoropo, Agiabampo y Las Bocas, con rúas seguras y de primera calidad en beneficio no sólo de quienes transitan a diario por ellas, sino para facilitar la movilización de productos y cosechas de la región.
Día redondo para los huatabampenses y muy satisfactorio tanto para la Gobernadora como para el alcalde, especialmente para “El Chavalo” porque, que visto el exitoso resultado de sus gestiones, seguramente no cejará en seguir impulsando otras gestiones donde ya vio que se le abrieron las puertas, para beneficio de la gente que espera trabajo y resultados, no pleitos estériles de quienes se empeñan en eternizar encontronazos electorales.
Definitivamente, no es por ahí.
Y tan no lo es, estimado lector, que luego de acompañar en Huatabampo al alcalde emanado de la coalición PAN-PRD, la Gobernadora Claudia Pavlovich estuvo en Navojoa, hoy bajo mando de Morena, donde entregó la rehabilitación de 28 calles del fraccionamiento Brisas del Valle y la pavimentación de la vialidad “José María Leyva” entre Yavaros y Aribabi, sumando un total de 50 mil metros cuadrados reparados.
Y si en el evento del sábado con López Obrador en Hermosillo los Morenistas quisieron ridiculizar con injustos abucheos a la Gobernadora, aquí y ante la alcaldesa Rosario Quintero, la mandataria les reviró con guante blanco, al recordarles que su gobierno ha invertido en Navojoa 560 millones de pesos en distintas obras públicas de alto impacto, una de las cifras más elevadas y trascendentes en Sonora, aun sin que la alcaldía esté en manos del PRI, porque el antecesor de la maestra fue un panista, Raúl Silva Vela.
Pian pianito, la Gobernadora les dio cátedra de elegancia y estatura política a quienes se quedaron anclados en los viejos clichés del porrismo gritón y corriente, incapaces de aportar algo positivo y diferente a su anquilosado estilo de exacerbar odios desde la manifestación callejera.
El “tolerante” intolerante
Y es que a propósito de lo que pasó el sábado en Hermosillo, el gobernador panista de Chihuahua, Javier Corral, desnudó la estrategia que viene siguiendo Morena en las giras del presidente López Obrador: la de abuchear a los mandatarios anfitriones (a los ajenos a ellos, claro) como  “para reconcentrar el poder”.
Javier Corral: exhibe estrategia de golpeteo
Corral recibió al mandatario al llegar a su estado, pero no intervino en el acto oficial “porque estaba enterado de todo lo que se estaba organizando, y tampoco iba a permitir la ofensa que se le hizo al gobernador de Guerrero, en el que el Presidente pusiera a votación de sus seguidores si debía o no hablar”.
“Estos actos –añade Corral- están pensados, organizados y convocados bajo una estrategia política partidista; es una especie de extensión de la campaña, pero ahora como una especie de banquillo de los acusados, y en donde el Presidente sale al paso para salvar a los gobernadores de la muchedumbre. Los eventos los organiza Morena, los convoca Morena y los conduce Morena, porque se ha reinstalado, y estos eventos son una prueba de ello, la lógica del partido de gobierno”.
Le sobra razón a Corral. López Obrador no puede llamarse sorprendido de que por arte de magia en todos lados surjan los abucheos -porque su partido le viene “recetando” la misma estrategia en cada gira-, y él hace el papel de conciliador y tolerante, cuando lo que está evidenciando es una careta. Es como el que azuza a los perros y luego los frena.
Recién asumida la Presidencia, refrendó ante la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago) su respeto al pacto federal y a la investidura de los mandatarios constitucionales, y ahora que los visita, termina burlándose de ellos y veladamente propicia linchamientos callejeros que luego supuestamente “evita” llamando al perdón y la tolerancia…pero ya cuando sus partidarios pusieron “pintos” a sus anfitriones.
López Obrador: tolera la intolerancia
Con todo respeto para el señor Presidente- como dice él mismo antes de sacar el hacha-, si la estrategia de Morena es tan real como reiteradamente ha venido viéndose, es una corrientada. Parece que a los instigadores de tal golpeteo se les quedó pegado el “clutch” campañero de atizar la confrontación y la división desde las arengas en las plazas públicas.
(La hoy alcaldesa de Hermosillo, la neomorenista Célida López, sabe de eso un resto, como que abrió su campaña con aquél sonoro “¡Vamos a partirles su madre!” dirigido a sus opositores. ¿Sería premonitorio de los tiempos por venir?)
Por eso le digo, amable lector, que aquí la gobernadora Claudia Pavlovich les asestó bofetada con guante blanco, aunque de seguir en ese tono la relación Gobernadores-Presidente, no pasará mucho tiempo para que uno o varios de ellos le exijan respeto públicamente.
(Me pregunto qué pasaría, por ejemplo, si las cosas fueran al revés y los gobernadores más radicales –o más ofendidos- llevaran acarreados para abuchear al Presidente ¿Se vería éste tan tolerante y ecuánime ante una chusma vociferante y grosera? Se la dejo de tarea, lector, aunque podríamos anticipar que ipso facto serían calificados de fifís, pirrurris, izquierdosos radicales, conservadores y otras lindezas…)

No hay comentarios.