Admisión Unison 2019

Ultimas Noticias

CARRUSEL: Jesús Guadalupe Morales Valenzuela: el infiltrado (II)


Jesús Guadalupe Morales (extrema izq.) en reunión con priistas

Jesús Guadalupe Morales
Valenzuela: el infiltrado (II)

Comentamos en nuestra anterior entrega, amable lector, el diagnóstico que analistas de Morena realizaron sobre el ayuntamiento de Navojoa y cómo prevén que el deficiente desempeño de la alcaldesa Rosario Quintero les impactará negativamente rumbo al 2021, llegando a la conclusión de que buena parte de la culpa sobre sus tropiezos se debe a que “se rodeó de colaboradores que se han ganado a pulso la sospecha ya no como ineficientes o inexpertos, sino como infiltrados y traidores, como Jesús Guadalupe Morales Valenzuela, entre otros”.
Pero ¿qué es en concreto lo que despierta en los morenistas “químicamente puros” la sospecha de que, como se dice coloquialmente, el Secretario sólo jala agua para su molino? Según el análisis interno, son varios elementos, entre ellos:
1.- “Su desapego y negligencia en el desempeño de un cargo del cual dependen el manejo de la política interna, la armonía del equipo de colaboradores de la alcaldesa y una buena relación institucional con los integrantes del Cabildo, labor en la que ha dejado mucho que desear, una negligencia sospechosa si se considera que Valenzuela Morales ya tuvo experiencia como Síndico Procurador y luego como Presidente Municipal de Etchojoa”.
2.- “Ese abandono de funciones esenciales inherentes a su cargo ha derivado en ausencia de diálogo y acuerdos, cuando no en abiertos enfrentamientos con miembros del Cabildo que frecuentemente terminan ventilándose en los medios de comunicación, especialmente en el diario La Verdad de esta ciudad, mismo que casi a diario exhibe problemas internos del Ayuntamiento con información privilegiada incluso sobre la señora Presidenta y su círculo familiar, que en muchos casos sólo ha pasado por manos del señor Secretario. Por eso es creciente nuestra sospecha de que la fuente de filtraciones es él, filtraciones que terminan por afectar la imagen de la alcaldesa y por extensión, la de nuestro partido, al que recriminan como un error haberla postulado”.
3.- “En esa misma tesitura y como ya se comentó, mientras el señor Morales Valenzuela abdica de sus responsabilidades ha asumido la oficiosa función de encargado de imagen de la Presidenta Municipal, lo cual no tendría nada de malo de no ser porque a últimas fechas se ha recrudecido (especialmente en redes sociales) una guerra sucia contra diversos periodistas y medios de comunicación que no pocos atribuyen a su autoría intelectual, ejecutada por un grupo de supuestos “expertos” contratado en calidad de asesores. El resultado ha sido contraproducente porque en repuesta se intensificaron también los ataques contra la alcaldesa, culpándola de prohijar esa embestida”.
4.- “Ni el Secretario ni el Director de Comunicación, Egrén Pierre, han sido capaces de lograr ya no una relación de apoyo de los medios masivos de comunicación para el Ayuntamiento, sino por lo menos respetuosa entre ambos bandos. Por el contrario, la brecha de las diferencias se ensancha y se aprovecha cualquier desliz cometido por la administración municipal para engrandecerlo, con el consiguiente pase de factura hacia nuestro partido por el supuesto desmedido aval que éste brinda a sus autoridades. Tampoco ayuda que la señora Presidenta frecuentemente se refiera a medios y periodistas en tono despectivo y ofensivo, lo cual también se hace circular vía filtraciones, con la consecuente y natural respuesta”.
5.- “El reciente proceso para la elección de Comisarios evidenció aún más la sospechosa falta de oficio del señor Secretario, pues de 8 posiciones en juego, los candidatos identificados con nosotros apenas pudieron ganar 3, a lo cual se sumaron fuertes críticas por lo desaseado y carente de tacto de su intervención como operador político, pues se dieron casos donde se evidenció abiertamente el respaldo del Ayuntamiento hacia ciertos candidatos, ya con la apresurada ejecución de obras en las comunidades, ya con el reparto de apoyos en especie, lo que derivó en que nos tacharan de ser una mala copia del PRI electorero.”
Rosario Quintero: en brazos de un traidor
6.- “Insistimos en lo sospechoso del actuar de Jesús Guadalupe Morales Valenzuela, porque además en corto ha dicho a sus más allegados que “Morena no repetirá en Navojoa, porque la señora  no le entiende a esto” (suponemos que la señora es la alcaldesa), lo cual evidencia que él no se siente parte del equipo corresponsable de gobernar con ella, o definitivamente no es parte de ese equipo”.
“Una afirmación así no sólo es injusta para quienes sí creemos en Morena y nos consideramos capaces de hacer que con nuestro trabajo de convencimiento gane la gubernatura, sino que exhibe también sus intenciones de traicionar a una administración y a un partido que lo acogieron ubicándolo en una alta posición, a pesar de sus antecedentes de tránsfuga”.
“Porque si bien fue directivo, Síndico y alcalde por el PRD en Etchojoa, luego dio el salto seguramente buscando más prebendas, para lo cual no tuvo empacho en manifestar su abierto apoyo a candidatos tanto del PAN en tiempos de Guillermo Padrés como del PRI, con la actual gobernadora Claudia Pavlovich”
7.- “En respaldo de lo anterior, anexamos aquí constancia fotográfica de su asistencia a una reunión encabezada por el entonces dirigente del PRI Navojoa, Jorge Luis Arellano Cruz (en la foto haciendo uso de la palabra), en  la cual se le ve sentado en primera fila con otros connotados priistas, como el ex alcalde José Abraham Mendívil López”.
8.- “Anexamos también nota periodística sobre el cierre de campaña en Navojoa de la entonces candidata del PRI a la gubernatura, Claudia Pavlovich, en la cual se lee textualmente:
“Hay que multiplicarnos, hay que sumar, en esto cabemos todos; se trata de recuperar la grandeza de Sonora, las oportunidades para nuestros hijos, que ya no haya tanta marginación y pobreza, que vuelvan otra vez las oportunidades  para los sonorenses”, afirmó, luego de recibir el respaldo de la ex candidata a la diputación local por el Distrito 15 de Cajeme por el PT, Myriam Magallanes y de Guadalupe Morales, ex presidente municipal de Etchojoa postulado por el PRD”.
La misma nota cita como testigos de ese evento y la implícita adhesión de Morales Valenzuela al PRI a los entonces candidatos priistas Gustavo Mendívil (por la alcaldía), los postulados a las diputaciones locales, Jorge Márquez y Ana Luisa Valdés, así como Próspero Ibarra Otero a la diputación federal”.
9.- “Esa proclividad a cambiar de bando seguramente le ha redituado buenos dividendos, porque, sin que los gobiernos estatales hayan embonado con su supuesta filiación de izquierda, ha ocupado cargos como Director del CECYTES en Tierra Blanca, Navojoa, y como Subdirector estatal de evaluación, capacitación y diagnóstico  en  seguridad pública, que él mismo hace constar en su currículum”.
10. “Por evidencias como éstas tenemos fundadas sospechas de que en realidad el señor Jesús Guadalupe Morales Valenzuela no es ni un inepto, ni un novato para cometer tan crasos errores, ni un negligente en el cumplimiento de sus deberes, sino un infiltrado en callada labor de zapa, no nada más para desbarrancar la imagen del Ayuntamiento y de la Presidenta Municipal, sino la de Morena como partido gobernante, en espera quizás de obtener un nuevo premio como los que ha obtenido en el pasado, gracias a sus conocidas y públicas defecciones”.
11.- “No obviamos comunicar a usted (…) que al enrarecimiento del ambiente político en nuestras filas también contribuye indirectamente la propia alcaldesa, por el inexplicable exceso de confianza y respaldo hacia un funcionario que a todas luces le está fallando y aún así rechaza la menor advertencia que de buena fe se le hace sobre él, e insiste en mantenerlo en el cargo, mientras nuestros militantes ya lo ven de reojo y con creciente desconfianza, porque son demasiadas y muy graves sus pifias como para no considerarlas intencionales…”
Hasta aquí lo esencial del análisis interno de Morena que nos hicieron llegar, estimado lector.
De nuestra parte sólo cabría añadir que los Morenistas se habían tardado en agarrarle las placas a Morales Valenzuela, porque en Etchojoa ya se le conocía esa “escuelita”, pues si fue Síndico y luego alcalde por el PRD, se lo debió a su mentor Olegario Carrillo Meza, a quien luego traicionó y mordió la mano que le dio de comer.
En lo que ahora deberán poner ojo es en sus ambiciones, pues su primer círculo de allegados conoce muy bien lo que se ha trazado como meta: quiere ser alcalde de Navojoa.
Dudo mucho que con los antecedentes ya conocidos y recién descubiertos por los Morenistas, vaya a ser su candidato, pero todo puede esperarse en individuos tan astutos y veleidosos como él: es capaz de pedir en el palacio de gobierno en Hermosillo que el PRI lo haga su abanderado.
Total: en un descuido ese sería su precio a cobrar por su traición a “Chayito” Quintero, a los morenistas y a los navojoenses.

No hay comentarios.