Admisión Unison 2019

Ultimas Noticias

CARRUSEL: Pues sí: son hechos históricos e inéditos

La alcaldesa: por la puerta trasera
Pues sí: son hechos
históricos e inéditos
Si el que nada debe nada teme, la alcaldesa Rosario Quintero dejó mucho a la imaginación y al sospechosismo al comparecer este viernes ante la Fiscalía Anticorrupción, en torno al fraude cometido contra el ayuntamiento con vales de gasolina clonados.
En una jugarreta que seguramente le aconsejó y consideró genial su fiel escudero, el Secretario del Ayuntamiento Jesús Guadalupe Morales Valenzuela, arribó con bastante anticipación a su cita ante el Ministerio Público en Hermosillo, previendo evadir la presencia y los cuestionamientos de los periodistas que ahí se dieron cita, porque no es cualquier cosa que un fiscal jale a sus terrenos a un presidente municipal en funciones. Histórico e inédito, pues.
Y claro que lo logró, pues para redondear el numerito, la maestra entró y salió por una puerta trasera del edificio y luego –con un truco al estilo del escapista Harry Houdini- desapareció a bordo de la Suburban en la que aparentemente viajaba solo Morales Valenzuela.
Decimos aparentemente porque según testigos la alcaldesa iba agachada. ¡Qué desfiguros! ¿Qué necesidad de hacer esos papelitos de quien se presume libre de toda culpa?
Sin embargo, no es de extrañar, considerando que horas antes de acudir a su cita con el Ministerio Público, Rosario Quintero ya se había lavado las manos al declarar: “Hasta donde yo sé, soy la que menos puede aportar: nada, no sé nada, es lo que les voy a decir, finalmente para eso tengo secretarías que hagan lo que tengan que hacer”.
Obviamente y por la secrecía de todo procedimiento similar no se conoce si ante la Fiscalía sostuvo su cantada ignorancia, pero no deja de ser preocupante que la eche por delante como argumento toral de defensa, porque aun suponiendo que la libre en el terreno judicial, ¿en manos de quién está entonces el ayuntamiento, si su cabeza se dice ignorante en casos de corrupción tan serios como éste?
¿Entonces en el primer círculo cualquiera de sus funcionarios -o todos- pueden hacer y deshacer a su antojo y ella ni se da por enterada y mucho menos exige cuentas a la gente que ella misma designó en sus puestos, supuestamente por ser merecedores de su absoluta confianza?
Otro gobernante, sin cargo de conciencia y con pleno dominio de la situación, no sólo le plantaría cara a la prensa o al Ministerio Público, sino a la mismísima Fiscal General Claudia Indira Contreras, exigiéndoles que la investigación llegue al tope y se actúe contra quien sea, porque para eso porta la representación de sus gobernados y la defensa de sus intereses, pero no se escuda en una ignorancia que más bien huele a complicidad y a ganas de que todo quede en carpetazo.
A menos que le hayan temblado las corvas ahora que siente la lumbre en los aparejos, especialmente si desde un principio la mugre el llamado “Valegate” rebotó incluso a nivel familiar.
Falta por ver todavía las consecuencias que deriven de las comparecencias ante el MP del Síndico Guillermo Ruiz Campoy, de Francisco Javier Garcés Rivas,  titular de Programación y Gasto Público, del Tesorero Jesús Antonio Covarrubias Aguilar, del Jurídico Felipe Abel Merino y del Contralor José Rafael  García.
No debe olvidarse algo: aquí la denuncia por el trinquete contra el erario municipal no está enderezada contra alguien en específico, sino “contra quien resulte responsable”, y en ese supuesto cabe cualquiera.
Hasta los que inicialmente citó el MP en calidad de testigos - la alcaldesa incluida-, porque en la averiguación de hechos les puede resultar presunta responsabilidad, que luego se encargaría de determinar y sancionar un juez.
Si la investigación se encamina hacia allá, de muy poco le valdrá a “Chayito” Quintero su pública declaración de ignorancia. Eso sí: ella y su secretario-poeta ya podrán ufanarse de que siguen haciendo historia con hechos inéditos, así sea como presentados en una rejilla de juzgado.
(PD.- Queda la muy razonable duda: ¿alcanzaría Jesús Guadalupe Morales a grabar en video la comparecencia de la alcaldesa ante el Ministerio Público, para subirla a las redes sociales acompañada de alguno de sus poemas y mensajes lacrimógenos? Ojalá el fiscal Odracir Espinoza haya tenido la consideración de permitirlo. ¡Se ven tan tiernos!)

No hay comentarios.