Admisión Unison 2019

Ultimas Noticias

CARRUSEL: Noticias del imperio… perdón, de la Cuarta Transformación

Otro gasolinazo: ahora son invisibles
Otro gasolinazo: ahora son invisibles
Noticias del imperio… perdón,
de la Cuarta Transformación
Si aun antes de que Andrés Manuel López Obrador asumiera la presidencia de este destartalado país daba nota diaria, con mayor razón lo hace ahora que ya es el dueño del bat, los guantes y las pelotas. Debe admitirse que como en todo régimen democrático -y más en este elevado a la “ene” potencia- las hay de dulce, de chile y de manteca, tanto para que sus afamados “chairos” aplaudan hasta el desmayo, como para respingar atizando hogueras de leña verde.
Pero vayamos  por partes, como diría Jack el destripador, en esta apretada síntesis de las notas más recientes generadas por los nuevos chipocludos, escogidas al azar. Toca a usted calificarlas, estimado lector, porque luego lo tachan a uno de “Fifí”.
Sale la primera:
Este viernes se publicó, allá escondida en diarios capitalinos, esta escueta nota que le paso textual:
“La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó que para la semana del 8 al 14 de diciembre, el estímulo fiscal en los precios de los combustibles sólo se mantendrá en el diésel, mientras que en las gasolinas Magna y Premium se eliminará, por lo que los consumidores deberán pagar el impuesto completo.
A pesar de que los consumidores pagarán el 100 por ciento del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) de las gasolinas,la Secretaría de Hacienda precisó que los ajustes a las tasas del IEPS no se traducirán en aumentos en los precios de estos combustibles.
En la gasolina Magna, la que utiliza el 80 por ciento de los vehículos en México, los consumidores pagarán un impuesto de 4.590 pesos por cada litro y por la Premium 3.880 pesos el litro.
Esta es la primera medida sobre estímulo fiscal al impuesto especial sobre producción y servicios de combustibles que establece la Secretaría de Hacienda a cargo de Carlos Urzúa”.
¡Qué chulada!, ¿no? Antes del primero de diciembre, medio mundo hubiera lapidado a Peña Nieto por su enésimo gasolinazo, pero como ahora todos estamos obligados a otorgar el voto de confianza al bendito gobierno, so pena de ser considerados traidores a la patria, pues ¡a tragar camote!
Eso sí, doña Hacienda ahora a cargo de Carlos Urzúa, nos dora la píldora diciendo que si bien “los consumidores deberán pagar el impuesto completo”, eso no implica que las gasolinas aumenten de precio. Otra vez, ¡qué chulada! ¿En qué país que no sea México se ve esta maravilla económica? Vamos a pagar más por las gasolinas… ¡pero no nos costarán más!
¡Viva la Cuarta Transformación!
Va la segunda:
No terminábamos de aplaudir que el señor Presidente viajaría como todo mortal, sin atropellar a los demás y sin privilegio alguno, cuando también este viernes el diario Milenio informó:
López Obrador: ¿ya se volvió Fifí?
López Obrador: ¿ya se volvió Fifí?

“Personal del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) implementó un operativo de inspección a todos los pasajeros que compartirán vuelo con el presidente Andrés Manuel López Obrador. Tres mujeres y tres hombres con guantes especiales revisaban cada una de las maletas, mochilas y bolsas que portaban los pasajeros, además de tomar muestras para detectar residuos de químicos”.
“Al llegar a la sala de abordar, en la Terminal 1, el equipo de seguridad del aeropuerto y de la aerolínea Volaris, dieron acceso directo al Presidente para que fuera el primero en abordar la aeronave, junto con su equipo de ayudantía”.
Ya sabe usted si le toca en suerte topárselo: le darán una esculcada de aquellas, lo meterán como bulto por el área de carga y Dios lo ampare si le ven rasgos de sirio o fedayín. ¿Se acabó el baño de pueblo, lo cansaron los apretujones y las peticiones de selfies, o ya se volvió “Fifí” el señor?
Sale la tercera:
El Presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, el Morenista Mario Delgado, reprochó a los Gobernadores que siguen mendigando más presupuesto federal “porque no les ha caído el veinte de la nueva austeridad republicana”, y prácticamente les leyó la cartilla de lo que deben hacer para rascarse con sus propias uñas.
No acababa de cerrar la boca cuando el diario Reforma reveló que los miembros de la pandilla de la cual forma parte el impoluto Delgado, se embolsarán íntegros dieta y aguinaldos exentos del Impuesto Sobre la Renta –el odioso ISR- que sí le encasquetan al resto de los mexicanos.
Los diputados federales: el mismo estilo gandalla
Los diputados federales: el mismo estilo gandalla


Para que saboree usted la bofetada, amable lector, sepa que sumado a otros pagos, cada diputado de la Cuarta Transformación cobrará 233 mil 755 pesos este mes de diciembre, incluidos 46 mil 834 pesos de aguinaldo, correspondiente a cuatro meses de trabajo.
Y como a cínicos nadie les gana, el coordinador de la bancada del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, dijo que dicha exención está prevista por ley, así que no hay para dónde hacerse. Chapeteados por la vergüenza (¡mjú!), a los señores legisladores no les queda otra que retacarse la buchaca con fondos del erario, casi casi obligados a punta de pistola porque así lo contempla la ley.
La misma actitud gandalla de siempre, pues.
Reforma reveló que todos venían nadando de muertito, pues “desde el 30 de octubre de 2018 representantes de todos los partidos firmaron un acuerdo por el que la Cámara de Diputados cubriría el impuesto generado por el aguinaldo de los legisladores”.
Pero de eso nadie hizo ruido, mucho menos el mojigato Mario Delgado, que ahora fustiga a los Gobernadores por derrochadores y por no apegarse a la línea del nuevo régimen, que según se ve, aprieta a unos y apapacha a otros para que sigan haciendo los que le dé su gana. Son los nuevos dueños del país.
Menos mal que ahora, exhibida la cínica jugarreta de los diputados, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal, aseguró que los senadores sí pagarán el ISR.
"Los senadores vamos a pagar el Impuesto Sobre la Renta. Cada legislador. Mal sería que en casa de herrero, azadón de palo”, dijo.
Lo que se ve aquí, estimado lector, es que en pleno apogeo de la austeridad republicana, todos somos iguales…pero hay unos más iguales que otros.
A los desvergonzados diputados les vale gorro si el azadón es de palo: el caso es que sirva para rastrillar duro. Y en eso han demostrado que son unas chuchas cuereras, tanto los que ya han probado las mieles del manoteo como los que van debutando: los primeros por experiencia y los segundos por el hambrón con el que llegaron.

No hay comentarios.