Admisión Unison 2019

Ultimas Noticias

CARRUSEL: El mensaje del centro: a rascarse con sus uñas

Yeidckol Polevnsky, con AMLO: leída de cartilla
El mensaje del centro: a  rascarse con sus uñas 
El 2019 llegó a Sonora con un frío congelante, pero también con un inédito clima en el terreno político-gubernamental, donde se mezclan tanto las esperanzas como las dudas, partiendo de que la súbita irrupción de Morena al frente del poder nacional casi borró del escenario al PRI, al PAN y al PRD como los partidos antaño dominantes.
Hay quienes gustan de hacerse cruces planteando como la gran interrogante qué le espera a Sonora con Andrés Manuel López Obrador en la Presidencia, pero en lo personal, amable lector, y visto lo ambicioso de sus ofrecimientos, primero habremos de medir qué puede esperar México del tabasqueño y cuánto cumple éste, para de ahí dimensionar las cosas hacia abajo.
Primero, porque al fin y al cabo ni la gobernadora Claudia Pavlovich ni López Obrador serán los primeros a los que le tocará lidiar con gobernantes ajenos a sus partidos. En Sonora y en el país ya pasó en los sexenios de los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón, y ni el estado ni el país desaparecieron.
Es de esperarse pues, que impere la civilidad política, aunque dentro de unos meses se tiren hasta con la cubeta y se refresquen hasta “La Chingada”…la finca de descanso del señor Presidente.
Lo que no queda de lado es que el nuevo escenario implica todo un reto para la mandataria, no sólo para encajar y desenvolverse atinadamente en él sacando lo mejor que se pueda para Sonora, sino por la necesidad de desplegar sus mejores artes como política si quiere mantener en alto la bandera priista, porque el 2021 está prácticamente encima y el estado es un manjar bastante apetecible para los morenistas.
Sin embargo, el tiempo que falta también jugará como arma de dos filos para los debutantes de Morena, empezando por el propio López Obrador, pues tendrán que acreditar en los hechos que no llegaron por improvisados, arribistas o ambiciosos, sino porque serán capaces de cumplir, lo que naturalmente sumará bonos para su marca y alentará las posibilidades de triunfar en los comicios venideros.
Entre ellos, los alcaldes y los gobernadores aterrizaron en sus cargos con la esperanza de que una vez agarrado el sartén principal por el mango –la Presidencia- tendrían a su disposición sacos de dinero para sacar adelante lo prometido, pero se toparon con la triste realidad de que a don Peje no se le ven visos de que vaya a resultar manirroto, sino al contrario: recursos le harán falta para cumplir con tanto anuncio (entre ellos su trenecito Maya) , amén de que ya bocetó un modelo de gobierno aún más centralista que el de los priistas.
La asignación del presupuesto federal y los recursos para estados y municipios fue prácticamente un baldazo de agua fría para quienes estaban acostumbrados a rascar partidas extras, cabildeando a través de sus diputados federales: aquí no había para dónde hacerse.
La línea fue que el presupuesto iba como iba y no se le movía ni una coma. El escalofriante mensaje fue que cada quien se rasque con sus propias uñas, remachado por la diputada y dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, cuando dijo días atrás que los gobernadores y los presidentes municipales “tienen que aprender a cobrar impuestos, porque no es correcto que se hable de más recursos y crean que del gobierno federal puede salir todo”,
¿Así o más clarito el envío por un tubo?
Bajo esas circunstancias, aquí veremos cuántos de los alcaldes harán realidad los estribillos de que “López Obrador nos echará la mano” o “está muy interesado en nuestro municipio”, para que el Tótem omnipresente se digne voltear a verlos, o simple y sencillamente les repita la receta de la Polevnsky: rásquense con sus propias uñas.
Veremos pues, si las echadas cuadran con las ponedoras, porque si los señores alcaldes esperan que les caiga el maná del cielo, ahí los van a hallar.
La esperanza nunca muere…
En vía de mientras, acá en Navojoa el ayuntamiento se apresta a ejercer un presupuesto de 692 millones, un 4 por ciento superior al del 2018.
Obviamente y con tantas necesidades, tampoco es la gran cantidad ni como para echar la casa por la ventana, pero a como están los truenos todo aumento pinta como punto de partida favorable, especialmente cuando se revela que buena parte de las asignaciones se aplicarán en los rubros de bienestar social, comunidades rurales y salud municipal, buscando cubrir al mayor número posible de familias vulnerables.
“Chayito” Quintero: los alcaldes, cuesta arriba
A la par, como ya lo comentamos antes, se autorizaron aumentos de sueldo para bomberos, trabajadores de servicios públicos y policías, además de contemplar la compra de patrullas, camiones recolectores y dompes.
La alcaldesa “Chayito” Quintero revela además que a nivel federal están en gestión 28 proyectos para una inversión de 679 millones de pesos, ante el estado se presentaron 45 proyectos de 370 millones en total, y en el Consejo Estatal para la Concertación de la Obra Pública (CECOP) 38 obras comunitarias de gran impacto.
Ella se ve optimista por el arranque de año y asegura que “buenas cosas vienen para Navojoa, a la que le espera progreso y desarrollo, progreso para la gente vulnerable, progreso para la gente discapacitada, para las mujeres, jóvenes y niños, tengan confianza, no les vamos a fallar”.
Por el bien de los navojoenses, ojalá ese optimismo esté bien fundamentado y se transforme en hechos, porque a como los nuevos  jorocones del poder están leyendo la cartilla a nivel federal, los alcaldes tendrán la cuesta bastante empinada.
Sin embargo, bien dicen que la esperanza nunca muere…

No hay comentarios.