Admisión Unison 2019

Ultimas Noticias

CARRUSEL: El poeta traidor y “Chayito”, en inevitable caída libre

Rosario Quintero: por la puerta trasera

El poeta traidor y “Chayito”,
en inevitable caída libre
Si los autores materiales e intelectuales y sus solapadores –entre ellos la alcaldesa y sus paniaguados corifeos- esperaban que el llamado “Valegate” recibiera carpetazo, dejando impune el millonario manotazo asestado a las arcas de Navojoa, ya se pueden despedir de su peregrina idea, porque la investigación y su desenlace terminará arrojando saldo rojo para ellos.
Parte de éste será, a saber:
1.- Que la presidenta municipal “Chayito” Quintero irremediablemente saldrá por la puerta trasera del ayuntamiento -y de la historia- como la primera alcaldesa emanada de Morena y vergonzosamente destituida y sujeta a juicio político, administrativo y en un descuido hasta penal;
2.- Que su hijo Irving Escoboza Quintero recorrerá también el mismo camino, con la salvedad y el agravante a la vez, de que ni siquiera es funcionario público pero salió bueno para hincar la uña en lo ajeno aprovechando el cobijo materno, porque quedó evidenciado ante la Fiscalía Anticorrupción que fue de los orquestadores y beneficiarios del fraude contra el ayuntamiento, y
3.- Que buena parte de su suerte se la deberán al secretario del ayuntamiento, el infumable poeta Jesús Guadalupe Morales Valenzuela, porque en vez de cumplir cabal y honradamente con sus funciones, se dedicó a cultivar y acrecentar el ego y la soberbia de la alcaldesa y a solapar las trapacerías de su vástago, a sabiendas de lo que éste andaba haciendo.
María Dolores del Río: el dedo en la llaga
La diputada local del Movimiento Ciudadano, María Dolores del Rio Sánchez, les acaba de poner el dedo en la llaga al señalar que independientemente de partidos, es un tema que no pueden dejar pasar el gobierno federal, el estatal ni el congreso, que precisamente declaró el 2019 como año del combate a la corrupción.
Por si fuera poco, recuerda que el combate a la corrupción “es tema central del gobierno de López Obrador”.
Del Río no se ha quedado en el mero papel de observadora: a petición de sectores navojoenses hizo suyo el tema, ya contactó a quienes lo conocen en el Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización y está pendiente de que se rinda el informe sobre las cuentas del municipio, para que aquí se llegue al fondo de lo denunciado e intervenga quien tenga que intervenir, incluido por supuesto el Congreso del Estado.
El caso, pues, no está suelto, sino bajo la lupa del ISAF, la Fiscalía Anticorrupción y ahora bajo vigilancia de la propia María Dolores del Río…que además encabeza la Comisión Anticorrupción del Congreso.
De ahí la temblorina en la alcaldesa “Chayito” Quintero, su hijo y su equipo del primer círculo, con el nefasto Morales Valenzuela a la cabeza. El mismo tipo al que los Morenistas ya ubicaron como traidor a su causa, una causa que desbarranca desde su oficina en el Ayuntamiento, dándole contra el suelo al mandato moral de López Obrador para su pretendida cuarta transformación: “no mentir, no robar y no traicionar”.
La desesperación: mala consejera
Ahora, ante la inminencia de un revés histórico que los mandaría al ostracismo, Morales Valenzuela le vendió a “Chayito” Quintero la idea de pasar a la ofensiva, primero presionando a sus regidores afines…y luego amenazando al propio Congreso del Estado con “echarle encima a la gente” si los diputados deciden destituirla.
A la encerrona fueron llamados los ediles de Morena, Daniel Madrigal, Norma Enríquez y Flor Díaz Briceño, a César Zazueta, Mario Ríos y Emilio Calvo, del PES y Yesenia Galaviz Sombra, del PT.
La mascarada de cerrar filas se cayó cuando éstos, por boca de la alcaldesa y de Morales Valenzuela, recibieron lisa y llanamente la línea intimidatoria: si el barco se hunde, nos hundimos todos. Los remachó diciendo que si la Fiscalía Anticorrupción ya citó a la misma Presidenta Municipal, luego seguirían ellos, con riesgo hasta de ser encarcelados.
Los amedrentó con el petate del muerto advirtiéndoles que puede pasarles lo que está pasando en Guaymas, donde los regidores han hecho fila para declarar ante la Fiscalía, pero nunca les aclaró que el caso del puerto es muy diferente al de Navojoa.
Obviamente, tampoco les dijo que el desfalco contra el ayuntamiento en vales de gasolina ronda los 3 millones de pesos, de los cuales buena parte pagó la Tesorería via directa sin averiguar, hasta que tronó el escándalo y “Chayito” trató de sofocarlo diciendo que no hubo pago alguno. Pero lo hubo y ellos lo saben…como lo sabe también la Fiscalía Anticorrupción y seguramente lo sabrá el Congreso.
Menos les dijo que en diciembre, el titular de Servicios Públicos, Federico Solorio Valenzuela, se paró el cuello diciendo que había conseguido apoyo gratuito de constructores con dompes y maquinaria para mejorar la ciudad…pero luego “alguien” cobró en el ayuntamiento una factura por 3 millones de pesos por dicho “apoyo”.
Eso sí: en la encerrona, el infumable poeta soltó además la balandronada de que a “Chayito” no la tumba nadie “porque tiene el respaldo de 104 comunidades y 54 colonias” y se sumó también como inamovible, como si el cargo de Secretario del Ayuntamiento fuera de elección popular, cuando no pasa de ser una mera decisión administrativa del alcalde en turno.
Va por un apoyo que no tiene….
El complemento a la reunión celebrada el pasado miércoles, fue ooootro “cocowash” para que la alcaldesa intensifique su contacto con la gente en las comunidades, en previsión de que necesiten invocar el respaldo popular, en lo que el poeta considera un escudo contra la eventual intervención de Congreso.
Jesús Guadalupe Morales: estrategia de choque
Ni tarda ni perezosa, “Chayito” se apegó al plan al pie de la letra: ahora recorre casi a diario la zona rural en calidad de Santoclós, llevando cuanto apoyo puede sacar del DIF Municipal y prometiendo hasta lo que no tiene ni puede cumplir.
A la par, el intrigoso Secretario arenga a la gente sobre el riesgo de que se les acabe el reparto de migajas si cae la maestra, ocultándoles que si está en la cuerda floja es por corrupción y por ineptitud, aunque quizá la explicación saldría sobrando porque la mayoría de los habitantes le dio la espalda a la hora de elegir a los Comisarios, pues de 8, sólo tres sacaron adelante la causa de “Chayito” y de Morena. Un estrepitoso rechazo en apenas 6 meses de gobierno.
Aun así, Morales Valenzuela insiste en que “Chayito” debe acuerparse y hacerse fuerte ante lo que viene, sin admitir que la parte toral del problema en el desorden y la corrupción la integran él, el Tesorero Jesús Antonio Covarrubias, el Director Jurídico Felipe Abel Merino y el Contralor José Rafael García Gómez.
En ese convulso escenario, extraña también que los regidores integrantes de la Comisión de Hacienda del Cabildo sigan haciéndose “chombitos” con las auditorías externas ya aprobadas y con los recursos ya autorizados para pagarlas.
Se quejan de desorden y no se les ve apuro por remediarlo. ¿Quién les entiende?
Esta sí es cercanía positiva
A propósito de cercanía con la gente, pero ésta sí efectiva, honesta y de respuesta, el que sigue con esa tónica de trabajo es el diputado del PT por el XXI Distrito, Filemón Ortega Quintos.
El equipo de Filemón Ortega: con los necesitados
Su equipo de trabajo acaba de estar en Etchojoa, donde recogió inquietudes y solicitudes entre habitantes interesados en hacer realidad proyectos productivos que les permitan autoemplearse, mejorar los ingresos y consecuentemente las condiciones de vida de sus familias.
Ortega Quintos está poniendo especial atención en meter el hombro a la gente que vive en las comunidades más marginadas y con mayor población indígena, a los cuales sirve como enlace para gestionar y “enganchar” apoyos institucionales, que para esas regiones valen oro.
Muestra de ello y de la sensibilidad del legislador por Huatabampo fue el apoyo entregado a una persona originaria de Yavaros, que está viviendo por necesidad en Hermosillo, donde tiene bajo su cargo y cuidados a un nieto de 9 años con discapacidad, sujeto a permanente tratamiento médico.
Dicen que obras son amores y no buenas razones, y Ortega Quintos da ejemplo de ello…

No hay comentarios.